En transacciones residenciales de compra/venta el estándar es 6% del valor de venta de la propiedad, el cual se divide en 3% para cada uno de los agentes involucrados en la transacción, (el representante del comprador y el del vendedor). 
En transacciones residenciales de renta el estándar es 10% del valor del contrato anual o un mes de renta. Esta comisión es dividida en partes iguales para cada uno de los agentes que participan en la transacción.
 
¿Quién paga la comisión?
El dueño de la propiedad siempre es el responsable de pagar la comisión, tanto en caso de venta como de renta.
¿Sabes cómo es remunerado el asesor inmobiliario?
Los asesores de bienes raíces no son pagados ni por hora, ni por finalización de trabajo realizado, solamente cobran si la se logra la protocolización (cierre). Un agente puede pasar días o meses trabajando con un comprador o vendedor y si no se llega a realizar la transacción no son recompensados por su tiempo. 

¿Dónde se estipula el monto de la comisión?
Se estipula en el acuerdo para promocionar la propiedad (listing agreement). En dicho acuerdo se estipula cuál es el porcentaje de comisión que el agente recibirá a la hora del cierre de la transacción y el porcentaje que se le pagará al agente que represente al comprador/inquilino. Este porcentaje es publicado en el sistema de múltiples listados (MLS) junto con los demás datos de la propiedad, de esta manera los agentes están al tanto de cuánto serán sus honorarios a la hora del cierre. 

El apoyo y asesoría de un profesional en bienes raíces representa cada dólar de la comisión. No importa si está vendiendo o comprando un inmueble, asegúrese de trabajar con un agente de bienes raíces que cuente con el conocimiento, experiencia y equipo necesario para brindarle la asesoría que usted necesita.

¿EL COMPRADOR PAGA COMISIÓN?
El comprador de la vivienda en la gran mayoría de los casos no paga ningún tipo de comisión al agente inmobiliario.
¿COMO VENDEDOR, PUEDO AHORRARME LA COMISIÓN?
El 89% de todos los vendedores utiliza la asesoría y apoyo de un agente inmobiliario. Sólo el 8% de todos los vendedores, intenta vender la propiedad por su cuenta (conocido como For Sale By Owner) con el único propósito de ahorrarse el seis por ciento (6%) de la comisión.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta:
    • De acuerdo con las estadísticas nacionales, el precio que logra el “For Sale By Owner”, es un 19% menor al que puede lograr un asesor inmobiliario. Si a ese 19% se le resta el 6% de la comisión, el propietario lograría, por lo menos, un 13% más si contara con los servicio profesionales de un agente inmobiliario.
    • Costo de publicidad impresa (volantes, folletos, “open-houses”),
    • Estimación de precio de venta y monitoreo de mercado
    • Selección de los potenciales compradores
    • Coordinación de visitas
    • Implicaciones legales como vendedor
    • Seguridad y tiempo que lo previene de eventuales situaciones estresantes y de riesgo para su persona y su grupo familiar.

Tomando en consideración que la decisión de realizar una transacción inmobiliaria es una de las más importantes en la vida de una persona, es por lo que recomendamos que se asegure de contratar a un profesional, a un agente de bienes raíces que cuente con un equipo capaz de brindarle la asesoría legal, financiera, sucesoral y tributaria que usted necesita.